Despedida

Limpia su casa los lunes y los viernes, y siempre que entra en el salón hay uno de ellos durmiendo en el sofá. Los lunes está ella, al embajador lo encuentra los jueves sobre la parte del chaise-longue. El sofá está tapizado en piel de color beige y cuesta más dinero del que Julia ha ganado en los tres años que lleva limpiando la casa. Su forma habitual de despertarlos es encender el aspirador, entonces el uno o el otro vuelven sigilosos al cuarto matrimonial. Esta mañana los ha encontrado por primera vez a los dos durmiendo en el sofá y no se ha atrevido a encender el aspirador. Al levantarse la señora la despidió por barrer la alfombra con la escoba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s