El primer post y las últimas cosas

de Paul Auster. 

Cuando fui a la librería deseaba encontrar algo sobre un país de primeras cosas que revosara incipiente vida, y me encontré con lo contrario, sin embargo el libro ha conseguido atraparme en la vigilia. Porque nuestros deseos de creación y las ansias de engendrar vida, conviven con un subconsciente repleto de destrucción, también nuestro. Por eso no me gusta el ser humano.

El viaje al fin de los días cuesta ocho euros, en los compactos de Anagrama.

Anuncios