Condenados a la extracción

Anuncios

Pensar, los pienso

En el año 2008  compré un dominio para mis seres queridos, la tropa baluba, porque tenía miedo de que alguien ajeno les quitase la identidad que yo les había dado. Les compré un nombre y les alquile un espacio en Internet, porque aunque en la red de redes también hay sitios dónde campar gratis, entendía que si no pagaba quizás podrían desalojarlos en cualquier momento, o incluso violarlos.

No les he preguntado directamente pero creo que ellos están muy bien en su hosting. Nadie los echa porque pago rigurosamente el alquiler anual, y parecen intactos, tanto, que están estáticos de muertos. Por otra parte, tampoco los visita nadie, porque no hay líneas de comunicación hasta el sitio.

El año que viene, de seguir así las cosas, creo que los dejaré sin techo, una condición acorde con las crisis económica mundial y pictórica en lo personal. No tengo tiempo ni espacio para ellos, y al fin y al cabo, lo importante es que pensar, lo que se dice pensarlos pienso. No me cabe duda de que me lo agradecerán.

www.tropabaluba.com